La CE pide el mandato para negociar con Rusia el gasoducto ‘Nord Stream 2’

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) ha solicitado a los 28 Estados miembros de la Unión Europea que le otorguen el mandato de negociar con Rusia el gasoducto Nord Stream 2, cuya construcción rechazan tanto el Ejecutivo comunitario como los países del Este de la UE pero respalda Alemania.

“El gasoducto Nord Strem 2 no contribuye a alcanzar los objetivos de la Unión de la Energía”, pero si se construye “al menos hará falta vigilar que se explote de manera transparente y desde el respecto a las reglas de la UE relativas al mercado de la energía”, declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE y comisario para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic.

El Ejecutivo comunitario trasladó así la responsabilidad al Consejo Europeo, a pesar de que el presidente de esa institución que representa a los países de la UE, el polaco Donald Tusk, tampoco es favorable a erigir ese nuevo conducto para duplicar en 2019 la cantidad de gas ruso que llega hasta Alemania por el Nord Stream 1 a través del mar Báltico.

Bruselas subrayó en un comunicado que el gasoducto en cuestión no cumple con los objetivos del Ejecutivo europeo relativos a conseguir “acceso a nuevas fuentes y nuevos proveedores de energía así como a nuevas vías de transporte de energía”.

Además, agregó la Comisión Europea, el Nord Stream 2 podría permitir que Moscú, a través de la gasística rusa Gazprom, refuerce “su posición sobre el mercado gasístico de la UE y conseguir mayor concentración de las vías de transporte”, en un contexto de tensiones geopolíticas entre Rusia y la Unión Europea a partir del estallido de la crisis de Ucrania en 2014.

El comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, señaló que pese a que no respalda el nuevo gasoducto, este requerirá “un régimen específico que aplicará al Nord Strem 2 los principios esenciales del derecho de la energía de la UE, con el objetivo de preservar el funcionamiento del mercado interior”.

La nueva tubería gasística, que tiene en Polonia a su mayor detractor dentro de la UE, cuenta desde el pasado abril con un plan de financiación de unos 9.500 millones de euros.

Gazprom será el único accionista del Nord Stream 2, pero sus socios europeos (el francés Engie, los alemanes Uniper y Wintershall, el austríaco OMV y el holandés Shell) aportarán 950 millones de euros cada uno, según ese esquema.