La cuota de renovables en la UE aumentará al 32% en 2030

Luxemburgo (Francia) (EuroEFE).- El Parlamento Europeo aprobó este martes elevar la cuota de uso de energías renovables en la Unión Europea hasta el 32 % del total para 2030, como parte de la revisión de la legislación comunitaria para cumplir con el Acuerdo de París contra el calentamiento global.

La propuesta, que forma parte de la reforma legislativa conocida como «paquete de energías limpias», recibió en sesión plenaria 495 votos a favor, 68 en contra y 61 abstenciones, y fue adoptada junto a otras medidas, como establecer un objetivo de eficiencia energética para ese año del 32,5 %

La Eurocámara también votó a favor de que se obligue a los Estados miembros a introducir medidas específicas para atajar la pobreza energética y normas sobre transporte y sobre biocombustibles.

Asimismo, se permitirá a los particulares «la producción de energía para cubrir su consumo, así como almacenar y vender lo que no necesiten», añadió el Parlamento Europeo en un comunicado.

El eurodiputado español José Blanco (PSOE), ponente en el Parlamento Europeo de la directiva sobre renovables, señaló durante el pleno que «Europa está dando respuestas a la altura del desafío del cambio climático».

«Aumentamos la seguridad jurídica y simplificamos los procedimientos administrativos, lo que es crucial para favorecer las inversiones; y elevamos la cuota de renovables en transporte o calefacción», agregó el europarlamentario.

El eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi señaló que la aprobación de la directiva «es un buen comienzo para la transición hacia la energía verde» y consideró que «la UE avanza hacia el modelo energético del futuro».

«Damos un gran paso para que el Acuerdo Climático de París se convierta en legislación de la UE y para una economía europea de cero emisiones en 2050. Este es el camino a seguir, pues los cambios estéticos ya no valen para enfrentarnos al gran reto climático», señaló en un comunicado.

Por su parte, la eurodiputada española de Izquierda Unida Paloma López consideró que la normativa aprobada «es claramente insuficiente para cumplir con los objetivos fijados en el Acuerdo de París» y culpó a los Estados miembros de la UE de falta de ambición.

La normativa aprobada por la Eurocámara establece además que al menos el 14 % del combustible usado para transporte proceda de fuentes renovables en 2030 y prevé un impulso a los biocombustibles de segunda generación frente a los de primera, que son ecológicamente más delicados y no se tendrán en cuenta para los objetivos de uso de renovables a partir de 2030.

El pleno aprobó asimismo que se exija a cada Estado miembro de la UE que presente planes a diez años sobre energía y clima, detallando objetivos nacionales, políticas y medidas en este ámbito. El primero de esos planes deberá enviarse a Bruselas antes del 31 de diciembre de 2019.

Una vez publicada en el «Diario Oficial» de la UE, los Estados tendrán 18 meses para trasladar la normativa a su legislación nacional.

Por Javier Albisu (edición: Piedad Viñas)

Fuente | EuroEFE