Baleares tendrá una línea de ayudas estatal para parques fotovoltaicos dotada con 40 millones

El consejero Marc Pons y el director de Renovables del IDAE, Joan Groizard, han anunciado hoy la convocatoria, con una cuota específica para parques pequeños.

El consejero de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y el director de Renovables del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía) del Ministerio de Transición Ecológica, Joan Groizard, han anunciado hoy que habrá una línea de ayudas estatales específicas para Baleares para fomentar la instalación de parques fotovoltaicos.

Esta línea de ayudas, que tendrá cofinanciación de fondos europeos FEDER, se convocará en el primer trimestre de 2019.

La subasta específica de renovables para las Islas Baleares (en el marco de las ayudas a los sistemas extrapeninsulares) es importantísima para la consolidación de los proyectos en trámite y como incentivo para la presentación de nuevos proyectos de renovables.

El Gobierno de las Islas Baleares llevaba desde el inicio de esta legislatura reclamando una cuota o subasta específica de renovables para las Islas Baleares, al igual que se habían convocado para la península y las Islas Canarias.

La ayuda que podrán recibir los promotores de los parques consiste en una subvención inicial a la inversión en los proyectos renovables, que luego venderían su energía en condiciones de mercado.

La previsión es destinar un total de 40 millones de euros para la promoción de parques fotovoltaicos en las Islas Baleares. En función del éxito, se podría llevar a cabo una segunda convocatoria.

La convocatoria atiende las características específicas de las Islas Baleares, con un territorio limitado que recomienda potenciar los parques de pequeñas dimensiones.

Por ello, se fijará una cuota específica para proyectos de pequeñas dimensiones (hasta 10 MW) diferenciado de los proyectos grandes.

En esta convocatoria se pueden subvencionar tanto sistemas fijos como con seguidores, y también sistemas de almacenamiento (baterías) asociados a las plantas solares.

El límite máximo de ejecución de las obras es el año 2022. Los promotores pueden escoger recibir la subvención de forma anticipada como préstamo, o recibirla una vez que se haya ejecutado el proyecto. Como límites máximos se prevén ayudas que podrían llegar al 20% para grandes proyectos y al 30% para pequeños proyectos.

El director de Renovables del IDAE, Joan Groizard, acompañado de dos técnicos de la entidad, así como el consejero Marc Pons y el director general de Energía y Cambio Climático, Ferran Rosa, se han reunido hoy con los promotores de parques para explicar la dotación económica y la propuesta de convocatoria por parte del Ministerio y del IDAE. Se han escuchado sus sugerencias y se ha acordado trabajar conjunta y la concreción de la propuesta definitiva en breve con el fin de lanzar la convocatoria dentro del primer trimestre de 2019.

En estos momentos en Baleares hay un total de 137,6 MW de parques fotovoltaicos en tramitación y aprobados, divididos entre 17 parques pequeños (de hasta 4 hectáreas) y 4 parques de mayores dimensiones. En funcionamiento, hay actualmente 38 parques que suman 71 MW.

La puesta en marcha de estos parques permitiría alcanzar el 10% de renovables si toda esta potencia se instala, partiendo del 2% actual. En Menorca, con Son Salomó se podría llegar incluso al 20% de renovables.

El consejero Marc Pons ha destacado que estas ayudas serán muy importantes para avanzar en la implantación de renovables en las Islas para que la harán más atractiva también económicamente. El consejero ha asegurado que el sector de las renovables será cada vez más competitivo, generador de riqueza y empleo.

El horizonte que fija el Proyecto de ley de cambio climático y transición energética es tener unas Islas libres de combustibles fósiles y con el 100% de energías renovables en 2050. Para 2030 las previsiones son disponer de un 35% de renovables, un 23% de reducción del consumo energético y una merma del 40% de las emisiones contaminantes.

Fuente | IDAE