More

    El Acuerdo Verde Europeo desbloqueará el verdadero potencial de la bioenergía, si tomamos las decisiones correctas ahora

    A pesar del considerable desafío de la pandemia de Covid-19, la Comisión Europea continúa avanzando en la implementación de su ambiciosa agenda del Acuerdo Verde Europeo. Sus últimas propuestas incluyen una nueva Estrategia de Biodiversidad 2030 y, más recientemente, la ambiciosa Estrategia de Integración del Sistema Energético. El impulso continuará después de las vacaciones de verano, cuando la Comisión presentará su plan de Objetivo Climático 2030, explicando cómo tiene la intención de aumentar la ambición y elevar los objetivos de reducción de emisiones 2030.

    Christian Rakos es el presidente de la Asociación Mundial de Bioenergía y el director ejecutivo de la Asociación Austriaca de la Industria de Pellets proPellets Austria .

    Al mismo tiempo, el Parlamento Europeo también está trabajando en varios informes y resoluciones que marcarán el rumbo de cómo los bosques, tanto dentro como fuera de Europa, pueden gestionarse de manera sostenible y contribuir a la lucha mundial contra el cambio climático.

    El próximo junio, muchas de estas iniciativas culminarán en un conjunto de propuestas legislativas integrales presentadas por la Comisión Europea. Hasta entonces, es crucial que la UE reconozca y utilice todos los instrumentos y tecnologías disponibles en su caja de herramientas para combatir el cambio climático. Esto es especialmente importante para la biomasa sostenible.

    En la nueva Estrategia de Biodiversidad 2030, la Comisión reconoció la bioenergía sostenible como una herramienta importante para combatir el cambio climático, identificándola como una prioridad a lo largo de la energía eólica y solar. La Estrategia de integración del sistema energético incluye un capítulo separado sobre el desbloqueo del potencial de los combustibles renovables producidos a partir de biomasa sostenible y reconoce a la biomasa como un facilitador de la captura, almacenamiento y uso de carbono que puede conducir a una «descarbonización profunda».

    A nivel nacional, los responsables políticos también están tratando de establecer su propio enfoque para hacer que la transición verde funcione. Tomemos como ejemplo el acalorado debate en Alemania sobre cuándo y cómo eliminar el carbón, o en los Países Bajos, donde el Consejo Social y Económico de los Países Bajos (SER) ha aconsejado al gobierno holandés que el uso de biomasa leñosa es y será sigue siendo un importante combustible de transición y materia prima. De hecho, según el informe de SER, la biomasa leñosa es necesaria para alcanzar los objetivos del acuerdo climático holandés.

    Vale la pena recordar la evidencia que respalda estas decisiones. La comunidad científica internacional y el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas reconocen el valor de la silvicultura sostenible para abordar el cambio climático y la biomasa como combustible renovable. En consecuencia, cada escenario del IPCC sobre cómo alcanzar la neutralidad climática para 2050 incluye biomasa. La investigación científica ha demostrado que la intensidad de carbono de la electricidad producida a partir de biomasa leñosa es hasta un 85% menor que la de la electricidad a base de carbón. Más allá de esos beneficios inmediatos, la combinación de bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS) también ofrece soluciones a largo plazo, en forma de emisiones negativas.

    Sin embargo, debemos asegurarnos de que la bioenergía que utilizamos se produzca de manera sostenible. En Austria, mi país de origen, 300,000 empleos están relacionados con la industria forestal. Utilizamos madera en primer lugar para la producción de madera, lo que nos permite producir productos de construcción sostenibles que almacenan carbono durante muchas décadas. El mercado principal para madera de menor valor, como adelgazamiento o astillas de aserraderos, es para la producción de pulpa y papel. Cualquier cosa que quede, junto con la madera que no tiene uso industrial, como ciertas especies o residuos, incluidas las cimas, ramas o aserrín, se puede usar para proporcionar energía, principalmente para el calor y, en menor grado, para la producción de energía. Los mismos patrones de mercado también rigen la forma en que se manejan los bosques a través del Atlántico en el sudeste de los EE. UU., Un importante proveedor mundial de madera y productos de madera,

    De esta manera, el mercado de madera de baja calidad proporciona a los propietarios de bosques un flujo de ingresos adicional y otra razón para continuar plantando árboles, y cuanto más prospere esta industria forestal, más crecerán los bosques. Depende de los legisladores y tomadores de decisiones europeos asegurar que este círculo virtuoso pueda continuar de manera sostenible.

    En la Asociación Mundial de Biomasa, nuestros miembros están convencidos de que la deforestación es un tema importante que debe abordarse a nivel mundial, y los productores de biomasa responsables están actuando en consecuencia. Por ejemplo, existen acuerdos para proteger áreas sensibles y mejorar la biodiversidad, y alianzas de conservación con ONG líderes. Los esquemas de certificación integrales e independientes, como el Programa de biomasa sostenible, garantizan que la biomasa leñosa importada solo provenga de bosques gestionados de forma sostenible. La legislación sectorial de la UE debe reflejar esas mejores prácticas.

    Para concluir: si se hace bien, la biomasa tiene fortalezas innegables que nos ayudan a combatir el cambio climático. Por eso es tan importante implementar criterios de sostenibilidad efectivos y eficientes para salvaguardar contra la deforestación. La Directiva de Energía Renovable (RED2) de la UE, acordada después de largas negociaciones políticas, establece tales criterios de sostenibilidad, separando efectivamente «biomasa buena» de «biomasa mala». Es importante que el trabajo de implementación necesario continúe en este camino. Asegurar que los criterios de sostenibilidad bajo RED2 sean adecuados para el propósito y el trabajo en la práctica será esencial para cumplir los ambiciosos objetivos de cambio climático establecidos por la UE y los gobiernos nacionales.

    Fuente | EURACTIV

    - Advertisment -

    Más leído

    Superávit de comercio internacional de bienes de la zona euro de...

    En junio de 2020, las medidas de contención del COVID-19 ampliamente introducidas por los Estados miembros continuaron teniendo un impacto notable en...