Chile necesita actualizar sus infraestructuras de líneas de transmisión para atraer más inversiones en energías renovables

“Probablemente estemos atrasados en 5 o 10 años en las líneas que se necesitan hoy día”, observó el director ejecutivo de ACERA. ¿Cómo se encuentra el país frente a su Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC)?

La semana pasada, la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA) realizó el tercer webinar del año donde se tratan ejes vinculados al crecimiento de las energías limpias en el país.

En este caso, especialistas analizaron la nueva Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) que presentó Chile en abril pasado. El evento contó con unas palabras de la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien destacó que ese país fue el único de Latinoamérica en presentar una actualización de sus compromisos ambientales y que sólo 10 lo hicieron a nivel mundial.

“Tenemos una oportunidad única de utilizar esta crisis para acelerar nuestra transformación hacia una economía más inclusiva, más saludable, baja en carbono y resiliente para las futuras generaciones”, destacó la funcionaria.

El NDC original de Chile estableció un objetivo incondicional de reducir sus emisiones de CO2 por unidad de PIB, en un 30 por ciento por debajo de sus niveles del 2007 para el 2030, y fijó un objetivo condicional de una reducción hasta un 45 por ciento en las emisiones.

El NDC actualizado, además de ser más completo es más ambicioso. Contiene componentes de mitigación, adaptación e integración, vinculados a dimensiones climáticas y socioambientales.

Chile se ha comprometido a un nivel de emisiones de gases de efecto invernadero de 95 MtCO2e para el 2030, estableciendo una fecha objetivo para 2025 para las emisiones máximas. Además incorporó su plan de descarbonización lanzado el año pasado y su objetivo de neutralidad de los gases de efecto invernadero para el 2050. El documento reafirma el compromiso de eliminar las centrales eléctricas de carbón para el 2040.

No obstante, Carlos Finat, director ejecutivo de ACERA, advirtió que existe una “barrera importantísima para Chile (que es) el desarrollo de infraestructura de transmisión”.

“Tenemos hoy día un retraso; probablemente estemos atrasados en 5 o 10 años en las líneas que se necesitan hoy día”, remarcó y enfatizó que, de avanzar en estos proyectos, se atraerían más inversiones en energías renovables, reduciendo emisiones.

En ese sentido, Finat indicó que “el sector energético en general es el principal emisor de CO2” en un sentido amplio, no sólo en generación de energía sino también en el transporte.

El desarrollo de obras de infraestructura “va a habilitar a que los usuarios de automóviles y camiones eléctricos puedan acceder a energía”, señaló el dirigente al tiempo que aclaró: “no es un tema de precios sino de capacidad del sistema para absorber este cambio”.

Del encuentro participaron Gonzalo Muñoz, High-level Climate Action champion de la COP25; Pilar Moraga, miembro del Centro de Derecho Ambiental de la Universidad de Chile, Maisa Rojas, directora del CR2.

Próximo webinar

El próximo webinar del ciclo de ACERA se realizará durante la última semana de septiembre y se enfocará en la “Flexibilidad del Sistema: La regulación necesaria para la inserción a gran escala delas energías renovables a la matriz energética”.

Contará con el auspicio de Siemens Energy y la colaboración de Marca Chile y la Red Iberoamericana de Energías Renovables (RedREN).

Fuente | ACERA / Energía Estratégica

- Advertisment -

Más leído

Energía renovable en tiempos de COVID

A medida que COVID se extendió por todo el mundo, los gobiernos implementaron rápidamente soluciones para proteger a las personas, industrias y...