Naturgy anuncia su salida de Perú

Naturgy Perú anunció su decisión de resolver el contrato de concesión debido a incumplimientos del estado peruano.

  • Falta de acciones concretas del Estado frente a problema estructurales, agravados por la emergencia sanitaria, hicieron inviable la concesión de distribución de gas natural del suroeste.
  • Paralización de la política de masificación del gas en el sur tiene impacto en el desarrollo económica y generación de empleo para las regiones; así como perjudica la descentralización del desarrollo industrial.

La empresa Naturgy Perú, titular del servicio de distribución de gas natural en la zona sur del país, decidió resolver su contrato de concesión luego que, por más de dos años, invocara el Estado la ejecución de medidas que permitieran hacer sostenible la operación de distribución de gas natural en el sur oeste.

La decisión se adoptó debido a la falta de coherencia en la Política de Masificación de Gas Natural promovida por el Estado peruano, que conllevó a la existencia de problemas estructurales en la concesión provocando su inviabilidad, entre los que destacan: la falta de competitividad de las tarifas, la inadecuada regulación de la comercialización de GNC y GNL, así como la ausencia de infraestructura de transporte de gas natural en la zona sur del país.

Como se sabe, desde el año 2017, Naturgy Perú distribuye gas natural para el mercado residencial e industrial en Arequipa, Tacna, Moquegua e Ilo, habiendo cumplido con todos sus compromisos de inversión, que han superado los 107 millones de dólares, así como con todas las obligaciones establecidas en su contrato de concesión.

En noviembre del año pasado, Naturgy Perú inició un Trato Directo con el Estado peruano, como etapa previa a un Arbitraje de Inversión, con el objetivo de agotar los mecanismos para lograr una solución a los problemas estructurales mencionados y hacer viable la distribución de gas natural en el suroeste del país. Asimismo, en mayo de este año, ingresó un Procedimiento Concursal ante INDECOPI, esto último debido a la crítica situación financiera de la concesión, tal como informó Gerardo Gómz, gerente general de la empresa, quien además destacó que la concesionaria ha hecho todo el esfuerzo posible para encontrar una solución que permita continuar con la operación en el país.

“Lamentablemente que las condiciones que veníamos enfrentando desde hace más de dos años, agravadas por el estado de emergencia sanitaria, nos impiden continuar con la concesión pese a todos los esfuerzos que hemos realizado para garantizar el suministro de gas natural y lograr la viabilidad de la concesión”, precisó Gómez. El ejecutivo añadió que la no implementación de la política nacional de masificación del gas natural tiene un impacto negativo para el país porque desincentiva la decentralización industrial y concentra la actividad económica en Lima, restando una fuente importante de empleo y ingresos a las regiones del sur. Asimismo, priva al interior del país de tener acceso a un combustible de menor costo, seguro y amigable con el medio ambiente.

Respecto a los incumplimientos por parte de Estado, señaló que en sur rol de concedente no se cumplieron las disposiciones normativas en el marco regulatorio vigente y por ende el compromiso con la Política de Masificación en el sur del país no se concretó, generando el incumplimiento del Contrato de Concesión, afectando las inversiones de la empresa, protegidas por tratados internacionales.

En la actualidad, Naturgy Perú se encuentra a la espera de mantener una reunión con el titular del sector, a fin de que a la mayor brevedad se adopten todas las medidas y acciones necesarias que le permitan una salida ordenada el mercado y aseguren la continuidad del servicio.

- Advertisment -

Más leído

Energía renovable en tiempos de COVID

A medida que COVID se extendió por todo el mundo, los gobiernos implementaron rápidamente soluciones para proteger a las personas, industrias y...