EDP invertirá 24.000 millones de euros en la transición energética en su nuevo plan estratégico

EDP espera abandonar la producción de carbón en 2025 y ser completamente verde en 2030, anticipándose a sus objetivos de neutralidad de carbono en 20 años. El objetivo de EDP es añadir más de 50 GW de energías renovables antes de 2030, haciendo que la producción pase del 74% de energías renovables actual al 100% en 2030.

EDP ha anunciado su actualización estratégica para el periodo 2021-2025, reforzando su posición como líder de la transición energética, con un plan de inversión sin precedentes de 24.000 millones de euros en la transición energética. El 80% de esta inversión se destinará a las energías renovables, mejorando su cartera de tecnologías: eólica, solar, hidrógeno y almacenamiento, con el compromiso de desplegar 4 GW al año y duplicar la capacidad solar y eólica para 2025. El nuevo plan allanará el camino para que la empresa sea neutra en carbono para 2030.  

El plan se sustenta en tres ejes estratégicos: un crecimiento acelerado y sostenible; una organización preparada para el futuro, impulsada por el aumento de la inversión en innovación y transformación digital; y la obtención de excelencia en materia de ESG y rendimientos atractivos.  

Miguel Stilwell d’Andrade, CEO de EDP, afirma: «Este plan es un compromiso sólido y ambicioso y una aceleración sin precedentes del crecimiento de las energías renovables, basado en nuestra sólida trayectoria. El reto global que plantea el cambio climático requiere una mentalidad diferente, ambición y, sobre todo, una acción medible. Para EDP, no se trata sólo de suministrar energía a las comunidades, sino de capacitarlas para que vivan de forma más sostenible».

Un plan estratégico ambicioso para 2021-2025

A través de un crecimiento acelerado y sostenible, EDP seguirá mejorando su cartera, garantizando al mismo tiempo un perfil de bajo riesgo y aspirando a una sólida calificación de grado de inversión (BBB): EDP está acelerando su inversión centrada en las energías renovables en Europa y América del Norte, aprovechando su trayectoria como líder en energías renovables. La empresa tiene previsto invertir 24.000 millones de euros hasta 2025, de los cuales el 80% en renovables, el 15% en redes y el 5% en soluciones para clientes y gestión de la energía.

En eólica y solar, EDP duplicará la capacidad instalada en los próximos 5 años, pasando de 12 GW a 25 GW en 2025, lo que supone una media de 4 GW añadidos al año. En generación solar, EDP pretende multiplicar por diez su presencia mundial. Con esta ambición, EDP se compromete a seguir liderando la transición energética en primera línea: EDP espera dejar de producir carbón en 2025 y ser totalmente verde en 2030, anticipando sus objetivos de neutralidad de carbono en 20 años.

EDP también intensificará la inversión en su perfil digital e innovador: se invertirán 2.000 millones de euros en la transformación digital de la empresa y en la innovación de aquí a 2025, para ofrecer nuevas soluciones en materia de hidrógeno, almacenamiento, redes inteligentes, comunidades energéticas y movilidad eléctrica, así como para potenciar y conectar un equipo global y flexible de talento diverso.

El plan estratégico en cifras: 

  • Sin producción de carbón para 2025 y completamente verde para 2030 
  • 24.000 millones de euros de inversión en la transición energética; 
  • 80% de inversión en renovables; 15% en redes; 5% en soluciones para clientes y gestión de la energía; 
  • 4 GW/año adicionales en energías renovables; 
  • 2x de capacidad solar y eólica para 2025;
  • 20GW de renovables desplegadas 
  • Inversión de 2.000 millones de euros en innovación y digitalización 
  • El ambicioso crecimiento llevará el EBITDA a 4.700 millones de euros en 2025
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -

últimas noticias