La eólica ha sido la primera tecnología del mix durante el paso de Filomena por España y ha ayudado a contener el precio de la electricidad

En las horas en las que ha cubierto más del 38% de la demanda es cuando más barato ha sido el precio del mercado eléctrico.

La media de la contribución eólica en las fechas comprendidas entre el 8 y el 11 de enero, durante la borrasca Filomena a su paso por España, ha sido de un 30,8% de la demanda peninsular, llegando alcanzar el 47% de generación del mix y en ningún momento inferior al 20%.

Gracias a esta aportación significativa de la eólica, el precio de la electricidad no se ha visto incrementado aún más. Los altos precios en el mercado eléctrico no se deben a la baja producción de la eólica en estas fechas. En las horas en las que la eólica ha cubierto más del 38% de la demanda, es cuando más barato ha sido el precio del mercado eléctrico durante los cuatro días del temporal.

  • Desde el viernes 8 de enero hasta el 11 de enero, según datos de REE, la generación eólica fue la principal tecnología de generación.
  • La cobertura de la demanda con la eólica nunca bajó del 20% y llegó a alcanzar un 47% en plena borrasca Filomena. De media, la eólica contribuyó en un 30,8% a la cobertura de la demanda peninsular durante las fechas del 8 al 11 de enero.
  • En las horas en las que la eólica ha cubierto más del 38% de la demanda, es cuando más barato ha sido el precio del mercado eléctrico durante los cuatro días.
  • Sin una generación eólica excepcional durante los cuatro días (8-11 enero) el precio medio del mercado eléctrico habría sido 26,24 €/MWh superior al que hubo finalmente.
  • Los principales causantes de los altos precios en el mercado eléctrico han sido el excepcional aumento de la demanda de electricidad y gas para calefacción, unidos a altos precios de este combustible en el mercado español y en los asiáticos (por las bajas temperaturas y un problema de suministro por gasoducto desde Argelia) y la subida del precio del CO2 (que está en niveles récord).

En los días posteriores al paso de Filomena, en algunos foros y medios, se ha achacado la subida del precio de la electricidad, entre otras razones, a la falta de generación con viento. Desde AEE, nos gustaría asegurar que cuando pasa una borrasca hay mucho viento, se genera mucha electricidad y esto ayuda a contener los precios del mercado eléctrico.

Como se puede ver en el gráfico siguiente, desde el viernes 8 de enero hasta el 11 de enero, según los datos de REE, la generación eólica fue la principal tecnología de generación.

Fuente: REE y elaboración AEE

También, como se puede ver en el siguiente gráfico, en las horas en las que la eólica ha cubierto más del 38% de la demanda, es cuando más barato ha sido el precio del mercado eléctrico durante los cuatro días:

Fuente: REE, OMIE y elaboración AEE

Como se puede ver en el gráfico, la cobertura de la demanda con la eólica nunca bajó por debajo del 20% y llegó a alcanzar un 47% en plena borrasca Filomena. De media, de viernes a lunes la eólica contribuyó en un 30,8%.

Según los datos de REE y OMIE, en términos generales, los precios altos del mercado se dieron en horas con menos de un 35% de cobertura, mientras que los precios más bajos se dieron con porcentajes de eólica superiores a un 37%.

Si analizamos una hora con precio muy alto (121 €/MWh), entre las 21 y las 22 del día 9 de enero (sábado) se puede ver que había una demanda de electricidad inusual para un sábado por la noche invernal de 33,1 GWh (un 13% más que hace un año cuando era de 29,3 GWh). La aportación de la eólica era de un 27,5%, y como se puede ver en el gráfico de OMIE había ofertados al mercado 21,8 GWh de electricidad (entre ellos la eólica) a menos de 5 €/MWh.

Como se puede ver en el gráfico, la subida de precios extraordinaria ocurre cuando la demanda sobrepasa los 27 GWh, cuando pasa de los 60 €/MWh a los 121 €/MWh por un incremento de la demanda de 6 GWh.

Fuente: OMIE, REE y elaboración AEE

Si no hubiese habido más generación eólica que de costumbre, el precio del mercado hubiera sido mucho más alto porque la curva de casación se hubiera desplazado más a la izquierda resultando en precios superiores.

Sin una generación eólica excepcional durante los cuatro días (8-11 enero) el precio medio del mercado eléctrico habría sido 26,24 €/MWh superior al que hubo finalmente. Es decir, en vez de tener una media del precio del mercado durante los cuatro días de 82,66 €/MWh, sin una aportación excepcional de la eólica, el precio hubiera sido de 108,9 €/MWh.

Los principales causantes de los altos precios en el mercado eléctrico han sido el excepcional aumento de la demanda de electricidad y gas para calefacción (un 6,18% y un 12,6 % respectivamente respecto al mismo fin de semana del año pasado), unidos a altos precios de este combustible en el mercado español (en el mercado spot español estuvo en 52 €/MWh térmico, cuando el lunes 4 de enero aún estaba en 27,83 €/MWh térmico, por el frío y un problema de suministro por gasoducto desde Argelia),  y en los asiáticos (con la desviación de los buques GNL hacía esos mercado), y la subida del precio del CO2 (que está en niveles récord, con un aumento del 43,5% respecto al mismo periodo del año pasado).

Fuente | Blog «Somos Eólicos» de AEE

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -

últimas noticias