Iberdrola pone en marcha sus parques eólicos en Asturias, y triplica su capacidad renovable en en la región

Pone en marcha 3 parque eólicos y avanza en una cuarta instalación, hasta completar 130 MW de potencia renovable, que generará energía limpia para abastecer a 100.000 hogares 

Iberdrola ha iniciado la puesta en marcha de tres de los cuatro parques eólicos -Cordel-Vidural, Capiechamartín y Panondres- que ha proyectado en Asturias. La compañía trabaja en la construcción del cuarto, Verdigueiro, tras obtener la autorización administrativa, con el que sumará una potencia instalada de 130 MW eólicos, con la que triplicará su capacidad renovable en Asturias. 

Parques eólicos Cordel-Vidural, Capiechamartín y Panondres de Iberdrola en Asturias
Parques eólicos Cordel-Vidural, Capiechamartín y Panondres de Iberdrola en Asturias

Los parques eólicos están integrados por aerogeneradores SG114, de 2,62 MW de potencia unitaria: Cordel-Vidural (37 MW) está ubicado entre los municipios de Navia, Valdés y Villayón; Capiechamartín (34 MW) se sitúa entre Tineo y Valdés y Panondres (21 MW) entre Villayón y Valdés.  Verdigueiro (36 MW) por su parte se levanta entre Tineo y Villayón.

La práctica totalidad de los trabajos en campo y obra civil han sido realizados por empresas asturianas, como Hormavasa y Horvalsa, Canteras Rencanos, Deymet, Excade, Posada, Méndez y Mota, Gruas Roxu y Taxus, La promoción ha sido desarrollada por ERPASA y la fabricación de las torres de los aerogeneradores se ha realizado en las instalaciones de Windar, en Avilés. 

La construcción de todos estos proyectos -con una inversión de 100 millones de euros- está contribuyendo a la dinamización del tejido industrial y el empleo local, con la involucración de hasta 1.000 profesionales. 

En operación, los parques eólicos generarán energía para abastecer a más de 100.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de 65.500 t CO2/año.

La ejecución de estos parques han supuesto una de las obras de infraestructura eólica más compleja de España. Los materiales -torres, nacelles y palas, entre otros- han sido transportados por angostos caminos de un solo acceso y con numerosas pendientes y curvas de hasta casi 180º. Esta actividad ha requerido de una exhaustiva planificación para evitar condicionar los trabajos previstos y hacer posible la llegada de hasta 200 transportes diarios con diferentes materiales. 

A 800 metros de altitud, y en una zona con constantes cambios meteorológicos que han dificultado los trabajos, se han levantado aerogeneradores de grandes dimensiones: palas de 56 m de longitud, nacelles de 126 toneladas de peso y torres de entre 80 y 93 metros de altura.

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -

últimas noticias