Talgo tendrá listo su tren de hidrógeno en 2023

El tren de hidrógeno se llamará Talgo Vittal-One, en referencia al lugar que ocupa el hidrógeno en la tabla periódica. La tecnología de hidrógeno es una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde ahora circulan trenes diésel

Talgo ha desvelado este jueves el calendario de fabricación y puesta en marcha del futuro tren de hidrógeno, una alternativa verde, innovadora y eficiente para sustituir las locomotoras de diésel, que estará listo en 2023. El tren llevará el nombre Talgo Vittal-One, siendo One la referencia al lugar que ocupa el hidrógeno en la tabla periódica, el número uno. Los detalles se han presentado durante el acto “Hidrógeno renovable: una oportunidad para España”, organizado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Las pruebas de validación de la tecnología de hidrógeno en vía se llevarán a cabo en una primera fase en 2021. Tras su validación, la tecnología de hidrógeno se instalará en el nuevo tren en una segunda fase de fabricación que se llevará a cabo entre 2021 y 2023.

Nuevo tren de hidrógeno Talgo Vittal-One

El CEO de la compañía, José María Oriol, ha dicho durante su intervención: “El hidrógeno verde ya no es el futuro, es una realidad. La puesta en marcha de trenes de hidrógeno como el que Talgo está desarrollando mejorará la movilidad en nuestro país de la mano del medio ambiente, ya que permitirá aprovechar las líneas españolas no electrificadas, a la vez que reduce la huella de carbono”.

Este sistema se configura como una solución modular que permite su instalación en todo tipo de trenes, así como en reconversiones de diésel a hidrógeno, pero se ha diseñado específicamente para la plataforma Vittal de Cercanías y Media Distancia, con la que Talgo concurre a diversos procesos de licitación en España y otros países.

Trenes propulsados por hidrógeno

Este innovador sistema utiliza pilas de hidrógeno que aportan la energía a los motores eléctricos del tren. Se alimenta de fuentes de energía renovable, como la solar fotovoltaica o la eólica, que producen hidrógeno que se almacena y, posteriormente, se utiliza para alimentar los sistemas de propulsión avanzados basados en pilas de combustible, como el diseñado por Talgo. El sistema se complementa con baterías que incrementan la aceleración disponible en los arranques, aprovechando las frenadas del tren para recargarse.

A diferencia de los sistemas de baterías extendidos en automoción, la tecnología de hidrógeno (H2) se presenta como la respuesta lógica a las necesidades de transporte pesado y, en particular, de aquellas líneas ferroviarias que no cuentan con sistemas de electrificación mediante catenaria, y que, a día de hoy, dependen de trenes propulsados por motores diésel. El sistema de hidrógeno diseñado por Talgo permite así ‘electrificar’ las líneas de la red convencional sin necesidad de costosas y prolongadas obras de adaptación, prescindiendo de combustibles fósiles.

- Advertisment -
- Advertisment -

Más leído

El retraso medio en los pagos de las empresas europeas crece...

Se incrementa la diferencia entre los países con menores demoras, Países Bajos y Alemania, que disminuyen sus plazos, y los que peor...