Iberdrola y Mercadona se unen por la movilidad eléctrica en Portugal

Los puntos de recarga de vehículos eléctricos en los establecimientos de Mercadona pasan a ser operados por Iberdrola y forman parte de la red MOBI.E

Iberdrola y Mercadona se unen para promover la movilidad eléctrica en Portugal, a través de 40 puntos de recarga distribuidos en sus 20 establecimientos, situados en los distritos de Aveiro (5), Braga (2), Oporto (12) y Viana do Castelo (1). Los puntos de recarga, ya disponibles, están integrados en la red de movilidad eléctrica MOBI.E y tienen una potencia de 22 kW.

Esta red de infraestructura de recarga, que pasará a ser operada por Iberdrola, se ampliará este año en ocho nuevas tiendas, que dispondrán también de puntos de recarga eléctrica, instalados y operados por la compañía energética.

Para acceder a este servicio de movilidad -un paso importante en la estrategia de ambas compañías para la transición energética- los clientes sólo necesitan tener una tarjeta de un proveedor de electricidad para la movilidad eléctrica (CEME). De este modo, y con una tarifa de funcionamiento (OPC) competitiva, de 0,02 €/min, los consumidores pueden cargar su vehículo eléctrico mientras hacen la compra.

Para Pedro Torres, director de Smart Mobility de Iberdrola Portugal, esta alianza nos permitirá responder a las necesidades de nuestros clientes. «Iberdrola cree que la forma de desarrollar productos y servicios es conocerlos, entender sus necesidades y convertirlas en soluciones. Si queremos cambiar el mercado de la energía, haciéndolo más sostenible y limpio, tenemos que ayudar a los consumidores, ya que serán nuestros principales socios en esta transformación».

Para Marta Cortizas, directora regional de Obras y Expansión de Mercadona Portugal, «esta apuesta de Mercadona, en colaboración con Iberdrola, permite no sólo reducir el impacto medioambiental en términos de sostenibilidad, sino también ofrecer a los clientes un servicio más eficaz y cómodo mientras realizan sus compras. Como parte de su compromiso de decir «Sí a seguir cuidando el Planeta», la empresa busca alternativas sostenibles que se adapten a las necesidades reales de la vida cotidiana.  Al unirse a la red MOBI.E, los supermercados de Mercadona promueven la movilidad eléctrica animando a los consumidores a adoptar estilos de vida más ecológicos”.

Iberdrola y Mercadona apuestan por la movilidad eléctrica, ayudando a las familias y empresas en el proceso de transición energética. Ambas empresas están comprometidas con la economía portuguesa y pretenden crecer en el mercado nacional de forma sostenible, situando al consumidor en el centro de sus actividades.

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -

últimas noticias