El Barómetro City Living de Arup arroja datos sobre la «ciudad de 15 minutos»

La pandemia ha desilusionado a los londinenses de la vida en la ciudad más que a la gente de otras ciudades europeas importantes, según mostró una encuesta realizada por la firma de ingeniería, diseño y consultoría Arup. La falta de acceso a las instalaciones esenciales en los vecindarios locales ha llevado a casi la mitad (47%) de los londinenses a quejarse de estar demasiado lejos.

La encuesta, el Barómetro City Living de Arup, que entrevistó a más de 5.000 residentes en Londres, París, Madrid, Berlín y Milán, utilizó el concepto cada vez más influyente de la «ciudad de 15 minutos» para evaluar la habitabilidad de cada ciudad. El concepto sostiene que los habitantes de la ciudad disfrutan de una mejor calidad de vida cuando las instalaciones esenciales se encuentran a 15 minutos a pie o en bicicleta de su hogar. 

Los ciudadanos destacan también los aspectos positivos durante los cierres

Los habitantes de las ciudades europeas, incluidos los londinenses, han reconocido algunas mejoras en la vida en su ciudad durante la pandemia con menos tráfico (37%) y la reducción de la contaminación del aire (30%) siendo la más apreciada, antes de pasar tiempo con los niños (25%). La encuesta también mostró que más de la mitad (52%) de los londinenses usaban sus tiendas locales más que nunca durante los este tiempo, y tres cuartas partes (77%) esperan seguir comprando en comercios de su entorno después de la pandemia.

Ciudad verde, la ciudad de «15 minutos»

Malcolm Smith, de diseño urbano de Arup, dijo: “La pandemia nos ha acercado a la visión de la ciudad de 15 minutos, ya que para muchos ha reducido el viaje diario. Ha arrojado luz sobre la importancia de desarrollar ciudades en módulos más pequeños, con servicios esenciales concentrados alrededor de centros comunitarios. En el siglo XIX, la respuesta al cólera en Londres trajo consigo una gran infraestructura, la red de alcantarillado. Espero que COVID-19 conduzca a muchas intervenciones a menor escala pero generalizadas, llevando los espacios verdes a lugares grises, la priorización del ciclismo y peatonalización, y la revalorización de las comodidades locales. La ciudad de 15 minutos nos ayudará a valorar a las cosas que hemos ganado temporalmente: menos tráfico, aire más limpio y, para muchos, más tiempo con la familia». 

Continuar trabajando desde casa

Los londinenses eran los más propensos a trabajar desde casa la mayor parte o todo el tiempo (80%), en comparación con Milán (50%); Madrid (49%); París (46%); Berlín (40%). También eran los más optimistas acerca de poder seguir trabajando desde casa en el futuro esperando trabajar dos días a la semana desde casa, más alto que en cualquier otra ciudad. El tiempo de viaje normalmente se incluye en el concepto de 15 minutos, pero con la mayoría de las personas (68%) trabajando desde casa debido a la pandemia, se excluyó del ranking, acercando a todas las ciudades al ideal de ciudad de 15 minutos. 

La pandemia también aporta más dudas sobre si las ciudades están preparadas para futuras crisis.

La encuesta de Arup también demostró que los ciudadanos tienen otras preocupaciones sobre el aumento de la vida en la ciudad como resultado de la pandemia. Como era de esperar, el coronavirus también ha creado más preocupaciones sobre el futuro:

• Tres cuartos (74%) están ahora más preocupados por futuras pandemias 
• Más de la mitad (55%) dice que la pandemia los ha hecho más preocupados por el cambio climático 
• Más de la mitad (54%) se ha vuelto cada vez más ansioso por el hacinamiento en su ciudad.

Un dato preocupante es que solo la mitad (47%) de los europeos piensa que su ciudad, después de haber tenido la experiencia de COVID-19, está mejor preparada para futuros bloqueos. Muchos tampoco esperan una recuperación rápida; casi la mitad (46%) piensa que hasta finales del próximo año o más tiempo, las cosas no volverán a la normalidad y casi uno de cada diez (7%) no espera que las cosas vuelvan a ser como antes de la pandemia. 

  1. Centrarse en la accesibilidad para peatones: hacer que la ciudad sea más transitable mediante medidas como peatonalizar las calles comerciales, plantar más árboles para proporcionar sombra y proporcionar más bancos y baños públicos. Se ha demostrado que caminar hace a las personas más felices y reduce la contaminación del aire. Y un vecindario transitable aumenta las interacciones informales entre las personas, creando lazos entre los vecinos.
  2. Reconstruyendo la ciudad: Londres tiene su parte de parques importantes, pero no todo el mundo vive con fácil acceso a ellos. El verde tiene un papel importante en hacer que las ciudades sean más resilientes al brindarles a los residentes un respiro, pero también al brindarles sombra natural o defensas contra inundaciones y aire más limpio. Hay muchas cosas que una ciudad puede hacer para llevar espacios verdes a las comunidades. Solo un ejemplo son los parklets modulares de Liverpool, que combinan mobiliario urbano y jardineras que se han instalado en la ciudad para proporcionar más vegetación.
  3. Crear espacios públicos para el juego: deberíamos buscar maximizar la oportunidad de jugar. Se ha demostrado que las ciudades que disponen de espacios para el juego con los niños, son lugares más amigables para todos. Los ejemplos incluyen paradas de autobús divertidas, proyectos de arte público o parques de bolsillo como el Urban95.
  4. Espacio multifuncional: en ciudades densamente pobladas como Londres, debemos buscar reutilizar la infraestructura existente o obsoleta, como aparcamientos, terrenos escolares o centros comunitarios para actividades en el vecindario fuera del horario de atención. O buscar instalaciones temporales, como las que Kings Cross Central usó durante su remodelación, incluida una piscina al aire libre.
  5. Creación de gemelos digitales: la capacidad de construir ciudades en línea en paralelo con nuestras ciudades físicas está a nuestro alcance. Nos permite modelar y probar ideas que podrían garantizar que todos los desarrollos contribuyan a hacer que la vida urbana sea más agradable para las comunidades al ayudar en todo, desde reducir la contaminación del aire hasta conectar a las personas con espacios verdes. Los gemelos digitales permiten la simulación de ciudades en tiempo real, lo que permite a los responsables políticos y diseñadores urbanos probar diferentes escenarios e identificar riesgos y oportunidades. Y de manera crucial, permitirán a las comunidades comprender completamente el impacto de las diferentes decisiones de planificación.
- Advertisment -
- Advertisment -

Más leído

Centro de investigación CIC energiGUNE

CIC Energigune, Tekniker y la UPV se unen para avanzar en...

El objetivo es impulsar una línea de obtención de hidrógeno limpio con alto rendimiento energético y costes de producción limitados. CIC energiGUNE, centro de investigación...