Europa añade 12,5 GW de nueva capacidad eólica en 2016 con un récord de 27.500 millones de euros en nuevas inversiones

La energía eólica representó el 51% de todas las nuevas instalaciones eléctricas en 2016, conectando un total de 12,5 GW a la red a través de los 28 Estados miembros de la UE – 10.923 MW en tierra y 1.567 MW en alta mar.

La capacidad total del viento en Europa es ahora de 153,7 GW. La energía eólica cubrió el año pasado el 10,4% de las necesidades energéticas de Europa. Alemania ocupa la primera posición con el 44% del total de la UE. Cinco Estados miembros tuvieron un año récord: Francia, Países Bajos, Finlandia, Irlanda y Lituania. Las energías renovables representaron en conjunto el 86% de las nuevas instalaciones de centrales eléctricas de la UE en 2016 – 21.1GW de 24,5 GW.

La inversión en nuevos parques eólicos terrestres y marinos alcanzó un récord de 27.500 millones de euros. Las inversiones en energía eólica costa afuera aumentaron un 39% con 18.200 millones de euros, mientras que las inversiones en tierra descendieron un 29% con 9.300 millones de euros de inversión.

Según declaraciones del cosejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, la energía eólica forma parte muy importante del suministro eléctrico de Europa. Se ha convertido en una industria madura e importante por derecho propio. Actualmente proporciona 330.000 empleos y miles de millones de euros de exportaciones europeas.

Con este panorama se supone que la transición a bajas emisiones de carbono debería ser un objetivo cada vez más real y con una industria eólica en Europa con un futuro muy prometero. Pero la política gubernamental sobre la energía en Europa es menos clara y ambiciosa de lo que era hace unos años. Sólo 7 de los 28 Estados miembros de la UE tienen objetivos y políticas en vigor para las energías renovables más allá de 2020. La transición de las tarifas de suministro a las subastas ha sido menos suave de lo que esperábamos. Todavía tenemos mercados de electricidad disfuncionales que no son aptos para las energías renovables.

Alemania ha experimentado una fuerte expansión en el sector durante 2016, pero el crecimiento sigue siendo desigual geográficamente. Más de la mitad de los Estados miembros no invirtieron nada en energía eólica el año pasado. La política es clave, especialmente cuando miramos a largo plazo. Los Estados miembros también deben empezar a definir en sus planes nacionales la transición energética de renovables.

Más información | WindEurope

Wind in power: 2016 European statistics
View the report