ITE desarrolla un sistema que favorece la seguridad de la información en la red eléctrica

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) finaliza el proyecto de Ciberseguridad en la infraestructura avanzada de medida en las redes de distribución de energía eléctrica, que garantiza un funcionamiento más eficiente y aumenta la seguridad de las mismas.

Con la implantación de las Smart Grids en las redes eléctricas, se incrementó el nivel de automatización e interconexión entre los recursos de la infraestructura, creando nuevas oportunidades de comunicación a través de la misma red y aportando relevantes mejoras en cuanto a la gestión energética.

En la infraestructura de baja tensión se utiliza la propia red eléctrica para el envío de información sobre el consumo energético de los usuarios y también se contempla su futuro uso para la interacción entre las distribuidoras de energía y sus clientes. Por lo tanto, la protección de la información es fundamental para poder mantener la privacidad de los usuarios y, al mismo tiempo, asegurar la integridad de los datos que se intercambian entre los diferentes dispositivos que integran la red eléctrica.

En este sentido, desde ITE se ha elaborado un sistema orientado a detectar y corregir las debilidades que afectan la red a nivel de seguridad, con el objetivo de proteger la información contenida en los varios dispositivos, es decir, los datos correspondientes a los ciudadanos y a sus hábitos de consumo energético. Dentro del marco de este proyecto se ensayaron escenarios de vulnerabilidad e intrusión de ciberseguridad a los que se expone una Smart City, para poder definir modelos de seguridad que permiten reforzar los mecanismos actuales empleados en la protección de las comunicaciones en la infraestructura avanzada de medida en la red de distribución eléctrica. Concretamente, este desarrollo se centra en las comunicaciones entre contadores y concentradores de medida, e incluye el análisis de diferentes tipologías de posibles ataques para el establecimiento de arquitecturas de prevención, defensa y corrección de amenazas.

El proyecto Ciberseguridad permite gestionar los datos almacenados y trasmitidos de forma más fiable y segura, lo que aporta beneficios tanto a las compañías distribuidoras como a los ciudadanos que son usuarios de estas redes, de manera que puedan aprovechar de las posibilidades que ofrecen estos nuevos contadores inteligentes, teniendo una mayor información de sus consumos y permitiendo una gestión más optima de los mismos y un consecuente ahorro de la energía consumida.

Este proyecto está cofinanciado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y los Fondos FEDER, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2014-2020.

Fuente | Instituto Tecnológico de la Energía