España se sitúa en el puesto 15 del índice global energético Trilemma, que lideran Suiza y Suecia

(EUROPA PRESS)

España ocupa el puesto 15 en la clasificación de sostenibilidad energética del World Energy Trilemma Index 2020, publicado por el Consejo Mundial de la Energía y Oliver Wyman, que se encuentra liderado por Suiza, Suecia y Dinamarca y posiciona a los países en función de su integración de las tres dimensiones de sostenibilidad, equidad y seguridad de suministro.

Según el informe, España, que ha recibido la máxima puntuación en dos de las tres categorías (Equidad energética y Sostenibilidad ambiental) y, en el Índice Trilemma obtiene una puntuación de 77,9 sobre 100, ha adelantado un puesto respecto al pasado año, situándose en la decimoquinta posición.

Situación de los países europeos en el informe Trilemma 2020

España atesora una de las máximas puntuaciones en Sostenibilidad (79,8) y comparte primeros puestos del ranking junto a los países nórdicos (Suecia, Dinamarca o Noruega) que tienen la intención de asumir el liderazgo global climático.

El índice destaca que la puntuación obtenida por España refleja el compromiso del país, tras presentar el pasado año el Marco Estratégico de Energía y Clima en 2019, cuyo objetivo es alcanzar el 100% de energía renovable y la neutralidad climática en 2050.

Tras la crisis de la Covid-19, dicho compromiso se ha mantenido y la aceleración de la transición energética se ha convertido en una oportunidad para la recuperación económica.

Por su parte, Suiza, Suecia y Dinamarca mantienen su posición en lo alto de la tabla y demuestran que la mejora de la sostenibilidad y la seguridad van de la mano.

Así, según el informe, sus inversiones sostenidas en el tiempo, en energía eólica y solar han dado lugar a una reducción simultánea de las emisiones y a una diversificación de sus sistemas energéticos. Otros países como Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda rompen el monopolio europeo del ranking y se posicionan por encima de España.

SOLO OCHO PAÍSES ‘AAA’.

Este año solo ocho países han conseguido alcanzar un balance de grado ‘AAA’, en comparación a los diez que lo alcanzaron el pasado año, entre ellos, Suiza, Dinamarca, Austria, Francia y Reino Unido, que mantienen su posición en la parte superior del ranking. En este sentido, España cuenta con un grado ‘ABA’.

En conjunto, la tasa de mejora en el desempeño general va en aumento, con la mitad de los países mejorando los resultados generales desde 2015; siendo los tres que más han mejorado Camboya, Myanmar y Kenia.

Asimismo, este año los diez primeros puestos de la clasificación general siguen estando dominados por los países de la OCDE, orientados a impulsar la sostenibilidad y asequibilidad del sector energético.

- Advertisment -
- Advertisment -

Más leído

El retraso medio en los pagos de las empresas europeas crece...

Se incrementa la diferencia entre los países con menores demoras, Países Bajos y Alemania, que disminuyen sus plazos, y los que peor...